person-holds-a-book-over-a-stack-and-turns-the-page_edited.jpg

Leí mi primer libro de psicología a los 10 años. A los 10 años, un niño no debería leer libros de psicología. Eso no me hizo sentir muy bien. Pero yo ya era, para entonces, una gran lectora, y sigo siéndolo hasta hoy.

Todo me interesaba: cuentos de hadas, poesía, teatro, literatura en general... pero lo que en verdad me apasionaba era entender el significado de las cosas, comprender a los personajes, entender por qué se comportaban como se comportaban y se relacionaban entre sí de la forma en que lo hacían. Con el tiempo, comencé a leer también libros de filosofía, de arte, de historia, de psicología otra vez, de antropología, de pedagogía... 

 

Después de muchos años de graduarme y trabajar en otras cosas, decidí estudiar psicología en la prestigiosa Universitat Oberta de Catalunya. Al año siguiente de licenciarme, abrí Entreconsulta. 

Una de las mejores experiencias que tuve como psicóloga, fue trabajar con un grupo de jóvenes adultos con TMG. Algunas cosas que hice con ellos, nunca nadie las había hecho ni las ha hecho hasta hoy. Y eran cosas que realmente curan a las personas. 

Hice prácticas en Terapia Gestalt y también en terapia con títeres, y aprendí a integrar algunas de esas técnicas para tratar las depresiones, la angustia, los traumas... los problemas de relación... 

La psicoterapia online y presencial no requiere necesariamente que las personas cuenten toda su historia. La mayor parte de las veces, bastan algunos datos. Luego, se trabaja en el aquí y ahora, en lo que sucede y se habla durante la sesión. Y el psicólogo escucha muy atentamente, pero también responde. 

Entreconsulta es mi espacio personal. Es el sitio que comparto con las personas que sufren y en el que las acompaño en su proceso de sanación y recuperación.